LEPTOSPIROSIS PDF Imprimir Correo electrónico

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana de importancia mundial debido a que es zoonótica, lo cual significa que puede transmitirse desde los animales al ser humano. En general, se considera que este microorganismo puede mantenerse en el ambiente por animales silvestres, particularmente en los roedores. Se han descrito casos de leptospirosis en perros y gatos, sin embargo es mucho menos común en los últimos.

La transmisión de la enfermedad puede producirse por contacto estrecho con la orina, por vía venérea, por transferencia fetal, mordiscos o ingestión de tejidos infectados, ya que la bacteria tiene la capacidad de penetrar a través de las mucosas o por heridas de piel. Aquellos animales infectados, liberan principalmente el patógeno a través de la orina.

El contacto con agua contaminada es el mecanismo más importante para la diseminación de la enfermedad y lo es con mayor eficiencia en hábitats de clima húmedo, con aguas estancadas o de curso lento.

En cuanto a las manifestaciones clínicas, se pueden encontrar variaciones que van desde casos que pasan inadvertidas, hasta procesos hiperagudos que generan la muerte de forma rápida y sin muchos signos evaluables.

Es común que los pacientes que desarrollan la enfermedad presenten cuadros relacionados con patologías renales y hepáticas, lo bastante severas como para desencadenar la insuficiencia de ambos órganos y la muerte.

El motivo de consulta, generalmente, se asocia a decaimiento, letargia, vómitos, aumento de la ingesta de agua e ictericia (color amarillento a nivel de hocico y ojos, principalmente).

Muchos de los pacientes que logran recuperarse se convierten en portadores, particularmente a nivel renal, lo que permite que la bacteria se elimine al ambiente a través de la orina por meses e incluso años tras la mejoría clínica.

Una forma de disminuir la posibilidad de infección es vacunando continua y oportunamente a su perro.

En conclusión, la leptospirosis es una enfermedad que puede ser de gravedad suficiente como para poner en riesgo la vida de su mascota. Además, puede ser una patología que puede ser transmitida a los humanos, en los que aunque la mayoría de los casos presentan cuadros no muy complejo. Existen algunos que pueden tener desenlaces fatales. Es por ello, si su perro o gato presenta signología sugerente de esta enfermedad, le recomendamos que sea evaluada prontamente por un Médico Veterinario para pesquisarla lo antes posible y mejorar las probabilidades de sobrevida de su mascota.

Responsable:

Dr. Paulo Mallea

 
   

El Hospital Veterinario de Santiago atiende en horario continuado los 365 días del año
Urgencias las 24 hrs. del día Fono:5440996

© Todos los derechos reservado por Hospital Veterinario de Santiago, Av. Santa Rosa # 1934 , Santiago Chile